Feeds:
Posts
Comments

Archive for the ‘Té + lectura’ Category

Dedicado a todos los que de alguna manera veo que se cuestionan y sufren el modo  consumista en que nos relacionamos ultimamente los seres humanos.

Hoy  leí esta nota en la Revista La Nación, mi diario de todos los domingos, y especialmente la columna “Dialogos del alma” de Sergio Sinay, que habla de este tema. Quizas pueda contestar algunas de las preguntas que todos nos hacemos ultimamente?…

Consumo Humano

¿Es factible tener una relación afectiva con alguien que de repente y de la nada se aleja, sin dar motivo de su alejamiento?

Las personas pueden desaparecer de un vinculo sin dar explicaciones, y de hecho lo hacen. Con quien no está no hay vínculo posible. Pero cabe preguntarse si realmente estaba o si, más allá de su presencia física, sólo existía en la ilusión del abandonado. En El Amor Líquido,Zygmunt Bauman se pregunta por qué no les habría de caber a las relaciones amorosas las mismas leyes de la sociedad de consumo. En esta sociedad manda el deseo (real o provocado gracias a sofisticadas técnicas de incitación). El deseo se apodera de su objeto, lo consume y va por el próximo. La función del deseo es desear, la del amor cuidar, conservar, crear, trascender. Así como el deseo impulsa a consumir lo que inmediatamente convertirá en chatarra aunque esté en perfectas condiciones (autos, teléfonos, computadoras, artefactos,prendas, sustancias), una vez que esa modalidad se instala como fundamento de una  cultura, tambien las personas son descartables.

Es decir, no son personas. Esta es una condición esencial para que el abandonante actúe como lo hace. No ve en el otro a una persona sino a un satisfactor de su deseo. Lo cosifica. Quizá esta comprobación sea la mayor causa de dolor en el abandonado, porque lo peor para un ser humano es no ser considerado como tal.

Las relaciones utilitarias, sujeto-objeto, se han extendido e intoxican los vinculos humanos (no sólo en la pareja). Pedir una receta para evitarlas es caer en lo mismo. Las recetas son fórmulas masivas de consumo. Y cada vínculo humano es una pieza artesanal que se forja con paciencia, presencia, responsabilidad, atención, compartiendo experiencias en un lento proceso de mutuo conocimiento. Esta recíproca exploración es tan necesaria como riesgosa. Puede ocurrir que el otro no sea el que deseo o ilusiono. Pero sin la tarea no habrá compromiso ni responsabilidad, bases de una relación sólida. A veces la fuga estaba anunciada pero se ignoraron las señales en nombre de la ilusión. Usualmente, donde hay amor no hay abandono y donde hay abandono no hubo amor.

Fuente: Revista La Nación, Sergio Sinay,15/07/13

Advertisements

Read Full Post »

Cuida tus pensamientos

porque se volverán palabras

Cuida tus palabras

porque se transformaran actos

Cuida tus actos

porque se harán costumbre

Cuida tus costumbres

porque forjarán tu carácter

Cuida tu carácter

porque fromará tu destino

y tu destino, será tu vida.

Read Full Post »

¿Qué es la Serendipidad?

(Abrir la mente a lo inesperado)

Estar atento permite aprender la sabiduría imprevista de la vida.

La ciencia y tecnología son generosas en historias con descubrimientos logrados por esta apertura de la mente.

¿Cómo permitir la llegada de lo inesperado?

Serendipia, provienes de Serendib o Serendipo, antiguo nombre de Sri Lanka, conocido posteriormente por Ceilán. El vocablo es la castellanización de la palabra inglesa “serendipity”.

La leyenda explica que el término “serendipidad” es como un capricho de la buena fortuna, opera cuando el destino nos quiere favorecer y asumimos entonces que somos la causa para que nos visite la feliz suerte.

En las historias de” Simbad, el marino”, se comenta que el rey de Ceilán mandó a sus tres hijos a que recorriesen el mundo para conseguir objetos imprescindibles que necesitaba su reino.

Los príncipes visitaron todas las aldeas, tuvieron notables experiencias y regresaron con hallazgos mucho más valiosos que los que le pidiera su padre.

Fue el escritor Horace Walpole, que había leido ese cuento, quien acuñó el concepto de serendipidad con el alcance semántico que hoy utilizamos.

La llegada del concepto a Occidente se produce en 1754, cuando Walpole, en uno de sus viajes por Asia, escucha el sugestivo relato, del cual queda impactado. Inventa entonces el término “serendipity” para describir los hallazgos que se tienen por accidente y aplica en algunas de sus creaciones literarias.

Por esta visión Colón descubrió  América, Edison inventó la lamparita eléctrica, Einstein visualizó la teoría de la relatividad, Fleming, la penicilina  y muchos otros.

La visita de lo inesperado tienen carácter de milagro sorpresivo, pero no se suele percibir cuando se está apurado, cumpliendo otros objetivos, deberes o viejos mandatos de escaso valor.

Se trata de la libertad interna de que un descubrimiento afortunado de manera accidental se dió gracias a la capacidad del observador. Esto es posible con el ingenio de personas capaces de observar desde su propia intuición. En definitiva Serendipidad alude a una especial sagacidad para hallar algo diferente y precioso, cuando se está buscando otra cosa.

¿Y en el amor? no existe hallazgo valioso imprevisto más sublime que el enamoramiento inesperado, porque sí. La conocida película de Peter Chelson, “Serendipity”, documenta la fuerza de la serendipidad en el romance. La pareja pone a prueba la calidad del vinculo confiándolo a la sabiduría del azar. Uno no se enamora por decreto ni por calendario. Otros son los factores que hacen confluir los planetas para que el flechazo dé justo ahí, en el blanco.

Por serendipidad suele comenzar el vínculo amoroso, tan incontenible como inesperado. En muchos casos, tambien por serendipidad puede amenguar hasta desaparecer. O tambien por serendipidad el fuego del amor vuelve a renacer brillante e inconfundible por la magia inesperada de la felicidad, que consigue, sin previo aviso, que el humo del desamor se transforme en nueva llama.

Para seguir leyendo: “El poder de lo simple”, Enrique Mariscal

Read Full Post »

TÉ + lectura

Here (in Pakistan and Afghanistan) we drink three cups of tea to do business, the first you are a stranger, the second you became a friend, and the third you join our family, and for our family we are prpared to do anything – even die.

          Haji Ali,Korphe Village Chief. Karakoram Mountains, Pakistan

The astonishing, uplifting story of a real life Indiana Jones and his remarkable humanitarian campaings in the taliban’s backyards.

In 1993 a mountainer named Greg Mortenson drifted into an impoverished Paquistan village in the Karakoran mountains after a failed attempt to climb K2. Moved by the inhabitants’ kidness, he promised to return and build a school. Over the next decade Mortenson built not just one but fifty-five schools – specially for girls- in the forbidding terrain that gave birth to the Taliban . His story is at once a riverting adventure and a testament to the power of th humanitarian spirit.

 The book that changed the way people think about changing the world: Peace through education.

Three cups of tea es una inspiradora y verdadera historia. Muchos han pasado por el lugar, la diferencia esta en que Greg Mortenson cumplió su promesa, reunió dinero y volvió a Pakistan a construir la primer escuela.Un espiritu humanitario, un hombre con carácter y determinación, una combinación perfecta…que puede cambiar el mundo.

Read Full Post »

%d bloggers like this: